Logos: los 5 errores que no puedes cometer

Logos: los 5 errores que no puedes cometer

A lo largo de la vida, la mayoría de las personas cometen los mismos errores que otros por motivos de inexperiencia. En el ámbito de los logos ocurre lo mismo, sólo que las consecuencias son más graves que tropezar con una simple piedra. El artículo de hoy va dirigido a aquellos que vayan a montar una empresa: los 5 errores que no podéis cometer.

  1. Significado obtuso

Con obtuso queremos decir muchas cosas, como, por ejemplo, abstracto, ambiguo, difícil de descifrar o incoherente. Un logo debe guardar un significado o historia detrás; de lo contrario, el consumidor o usuario no lo entenderán y les costará más recordarlo.

No sólo penséis en el consumidor o usuario de vuestra empresa, sino en el branding de la misma. Si queremos construir una marca, tendremos que destacar los valores y principios que deseemos desprender, por lo que un significado obtuso complica mucho las cosas.

  1. Tipografía

Este error es muy común, de hecho, hay una empresa debajo de mi casa llamada “Stay Strong” y tardé más de 3 meses en saber qué ponía en el rótulo de la tienda. Por favor, cuidad la tipografía de vuestro logo, huid de fuentes extrañas o muy artísticas que puedan complicar la memorización del receptor del logo.

Por otro lado, cuidado con elegir tipografía muy poco profesional, como puede ser la letra Arial o cualquier otra que sea bastante fea.

  1. Sobrecargado

Muchos recargan el logo con muchos elementos visuales con la finalidad de explicar el logo detalladamente. La idea de que el logo tenga significado nace de que éste explique con pocos elementos el mismo, de lo contrario confundiremos al destinatario y no conseguiremos que el mensaje cale.

No sobrecargueis el logo, aunque vuestra empresa se dedique a un fin artístico.

  1. Tendencias

Quizás, es uno de los males endémicos que más azotan a los logos, ya que muchos piensan en el hoy y no en el mañana. La consecuencia primaria es que, con el paso del tiempo, el logo se quedará obsoleto y perderá “punch” o gancho comercial. Para evitar que esto ocurra debemos tirar de ingenio y creatividad, consiguiendo alejarnos de las tendencias.

  1. Mala combinación

Los colores juegan un papel muy importante en cualquier logo, ya sea empresarial o tenga cualquier fin distinto. Por ello, elegid una buena combinación de colores que representen sentimientos parecidos o distintos, pero que sean complementarios. No sólo tenéis que adorar vuestro logo, sino que debéis conseguir que a la gente le guste.

Otros artículos que pueden ser interesantes para usted:

Cerrar menú